El Pleno aprueba iniciar el expediente para nombrar “Hijo Adoptivo” a Marino Poves y aprueba definitivamente las calles para Alberico Pérez y Evilasio Martínez

En la sesión ordinaria del Pleno celebrada el 25 de febrero de 2016 los tres grupos políticos con representación municipal (PSOE, PP y Ganemos-IU) han aprobado por unanimidad de forma definitiva la dedicación de sendas calles a los taranconeros Alberico Pérez (a título póstumo) y Evilasio Martínez. La petición, presentada en el registro del Ayuntamiento el 7 de julio de 2014, recibió respuesta positiva con el actual Equipo de Gobierno, que determinó dedicar las calles junto al Parque Reina María Cristina, sustituyendo las denominadas “Alegría” y “Del Amor”. La petición fue impulsada por una treintena de vecinos que firmaron un escrito en el que se especificaban los méritos de ambos taranconeros, y que venían a destacar su contribución a los ámbitos sanitario, social y deportivo de Tarancón durante varias décadas.

En otro punto del orden del día el Pleno también ha aprobado por unanimidad de los tres grupos políticos la propuesta del alcalde de iniciar el expediente para nombrar “Hijo adoptivo de la Noble Ciudad de Tarancón” a Marino Poves. De esta forma se reconocen al académico “méritos suficientes que le hacen acreedor de este título público, y por ello públicamente se le quiere agradecer su entrega y amor a la investigación ya la Educación y Cultura de esta ciudad de Tarancón y su comarca, y especialmente por la extraordinaria relevancia de sus colaboraciones altruistas y servicios prestados y dedicación en beneficio del municipio de Tarancón”.

Los tres homenajes se amparan en el Reglamento de Honores y Distinciones de la Noble Ciudad de Tarancón aprobado en la sesión de Pleno de 1 de junio de 2004, y publicado con carácter definitivo en el B.O.P nº2 98 de 25 de agosto de 2004.

Breve reseña biográfica de los homenajeados

Alberico Pérez del Burgo

alberico-pérez-2014Tras una andadura inicial de ayuda a sus semejantes al margen del circuito oficial, entró a formar parte de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cuenca desde el momento de su constitución, y pronto tomó la responsabilidad de llevar las riendas de esta institución en Tarancón. Durante los años que colaboró de manera activa con esta entidad, ostentó los cargos de Vocal de la Junta Rectora y de la Junta Permanente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cuenca.

Idéntico caso se dio con Cruz Roja. Desde que comenzó a funcionar en Cuenca, se afilió como socio en la Asamblea Provincial, y fue un pilar fundamental para su fundación en el municipio taranconero. Aquí, además de desarrollar una intensa actividad como voluntario, también ocupó cargos de responsabilidad, pues fue Vicepresidente y Presidente de Cruz Roja Española en Tarancón.   Años más tarde, fue uno de los promotores que hicieron realidad la idea de que Protección Civil prestara sus servicios en Tarancón. Desde el momento en que empezó a funcionar, fue nombrado Jefe de Puesto, tarea que desempeñó con denuedo mientras su salud se lo permitió. Se jubiló con ochenta años y lleva a gala que su último servicio como voluntario lo realizó con dicho organismo.   Por todo ello, podemos decir que este hombre es el gran referente de la solidaridad, pero no solo a desde el punto de vista local, pues su actividad asociativa y altruista ha sido reconocida, incluso, a nivel nacional.   Así, después de conseguir todos los galardones intermedios, en 1994 le fue concedida en Madrid, por la Federación Española de Donantes de Sangre, la Medalla Nacional de Gran Donante.

En 1999, y también tras otros reconocimientos, le fue otorgada la Medalla de Plata de Cruz Roja Española en Castilla-La Mancha por sus servicios humanitarios.   Recientemente, en diciembre de 2013, le ha sido entregada la Medalla al Mérito de Protección Civil de bronce con distintivo blanco.   Su personalidad arrolladora siempre ha sido un revulsivo para el voluntariado local, que supo movilizar como nadie. Y como nadie ayudó a construir desde los cimientos todas y cada una de las instituciones por las que pasó.

No ha habido catástrofe o actividad municipal en la que Alberico Pérez no estuviera presente. Se ha jugado la vida en varias ocasiones con el único afán de proteger a otras personas. Por eso, es mucho lo que el pueblo de Tarancón le debe a este hombre que sacrificó infinitas horas de vida personal y familiar en beneficio de sus gentes. En la actualidad, y a pesar de que mermada salud no le permite colaborar de manera activa, aún sigue ideando fórmulas que le permitan ayudar a sus paisanos.

Texto: Milagros Carranza – Colectivo Ciudadano La Quinita, promotor de la petición de las calles.

Evilasio Martínez Bueno

Evilasio-MartínezYa en los años sesenta del pasado siglo era Delegado Local del Frente de Juventudes. A través de esta organización realizó una importante labor vinculada, principalmente, con el deporte, aunque se complementaba con campamentos y albergues juveniles, a más de otras actividades culturales y de ocio.

Fue especialmente notoria su actuación en el mundo del baloncesto, aunque también se involucró decididamente en la promoción del ciclismo local desde sus orígenes, en la dinamización del equipo municipal de fútbol y de otras muchas disciplinas deportivas dirigidas, especialmente, a los jóvenes.

Aunque nunca abandonó su colaboración en temas deportivos, su implicación con la sociedad taranconera, y especialmente con la juventud, lo llevó a participar activamente en la implantación y desarrollo de Cruz Roja Española en Tarancón, institución donde, hasta el año 1986, ocupó el cargo de Director local de Cruz Roja Juventud.

Su carisma, su saber hacer y su ejemplo fueron incentivos para que, durante el tiempo que estuvo a cargo de esta sección, más de trescientos jóvenes se afiliaron a la misma, lo que la hizo colocarse a la cabeza entre las de la provincia, y la situó, incluso, en los primeros puestos a nivel regional.

El esfuerzo y dedicación de tantos años se vio merecidamente recompensado en 1998 en la 1ª Gala del deporte de Castilla La Mancha, donde el Presidente de la Región le entregó el Diploma de Honor de 1997, como reconocimiento a toda una vida dedicada en pos de la práctica deportiva y en apoyo y dedicación a la juventud de Tarancón.

No obstante, su compromiso para con la sociedad, y su entrega, le llevaron a colaborar de manera precisa y discreta en otros muchos ámbitos. Así, fue imprescindible su colaboración altruista, desde el punto de vista sanitario, con la Hermandad de Donantes de Sangre, para quien realizaba los trámites necesarios que facilitaran la encomiable labor de sus componentes, cuando tenían que acudir a cualquier hospital de Madrid de manera extraordinaria porque alguno de nuestros paisanos estuviera a la espera de un trasplante.

Texto: Milagros Carranza – Colectivo Ciudadano Quinita, promotor de la solicitud de las calles.

Marino Poves Jiménez

Marino-PovesNació en Villares del Saz (Cuenca) en 1941, pero desde 1949 reside en Tarancón. Maestro de Primera Enseñanza, Licenciado en Filosofía y Letras (psicología) y doctor en Pedagogía, Orientador del SOEV, profesor de Educación Secundaria, Profesor Asociado de la UCLM y Profesor tutor de la UNED. Autor o coautor de una decena de obras de temática educativa, ha prologado numerosos libros sobre historia, poesía, arte, etnografía o fotografía. Ha sido miembro del Comité Organizador de los homenajes a Melchor Cano, a Hervás y Panduro, del Bicentenario del Nacimiento de D. Fermín Caballero en Barajas de Melo, y de las Jornadas de Etnografía de Almonacid del Marquesado, colaborador y conferenciante en el Centenario de la Orden Franciscana en España.

También ha sido o es colaborador de publicaciones como El Dia de Cuenca, El Correo Conquense, las revistas Cuenca, Olcades, Malena o Castillejo y ha participado en las series realizadas por Tele Tarancón dedicadas a Belinchón, El Acebrón y Torrubia del Campo.

Contertulio y colaborador de Radio Antena 3 y Cadena SER. Vicepresidente de la Asociación Manuel de la Ossa para la defensa del Patrimonio Histórico y Artístico de Tarancón y de la Asociación Fotográfica “Objetivo” de Tarancón, está en posesión de la Cruz de Alfonso X el Sabio al mérito docente y ha sido distinguido por la Asociación ADIMMAC (Asociación para el Desarrollo de la Mancha Alta Conquense) por su contribución a la recuperación del patrimonio etnográfico. Pronunció su discurso de ingreso el 29 de mayo de 1999 con el título Aportaciones de Cuenca a la Historia de la Educación. Recientemente ha sido reconocido en Belinchón con la asignación de una calle.